mirrorHoy es un buen día para quitarnos el traje de víctimas. Es un buen día para zafarnos de la autocompasión y comprender que Dios quiere llevarnos de gloria en gloria y de poder en poder. El pasado sólo continuará dañándonos en el presente si se lo permitimos. Por eso levántate con autoridad y dile a tu historia que sólo será tu bendición y no tendrá ninguna cabida de maldición. A veces para lograr esto es necesario alejarnos emocional y hasta físicamente de algunas personas. Lo importante es nuestra salud mental.

Seguramente alguien te ha lastimado, alguien te ha traicionado, alguien te ha maltratado, alguien te ha desilusionado, alguien te ha mentido, alguien te ha perseguido, alguien ha sido injusto contigo; pero la buena noticia es esta, nosotros somos quienes tenemos el poder y el control de no permitir que nuestro pasado empañe nuestro presente. El presente es ahora, aunque ese pasado haya ocurrido esta misma mañana. Debes recordar que tienes el poder de escoger no mirar hacia atrás. No te aferres al pasado, no te aferres a los recuerdos tristes; lo que pasó, pasó. No revivas los dolores y sufrimientos antiguos. Decide que de hoy en adelante pondrás tus esfuerzos en ser feliz.

―Tomado del libro Vive libre, vive feliz por la Dra. Lis Milland. Publicado por Casa Creación. Usado con permiso.

Use Desktop Layout
VIDA CRISTIANA